Fuentes del Trampal

Existen referencias interesantes acerca del origen y uso de las aguas de Fuentes del Trampal, famosas dentro y fuera de Extremadura.

El uso popular de estas aguas oligometálicas por los vecinos de poblaciones cercanas e incluso de zonas alejadas, que se bañaban en “tinajas” existentes en este lugar y que demuestran las notables mejorías de aquellos que las “tomaban”, aparecen tanto en periódicos como en revistas especializadas de décadas pasadas.

Fueron conocidos primitivamente con el nombre de “El Trampal”, término muy común en la zona y que cuenta con su más famoso ejemplo en la cercana e importante Basílica hispano-visigoda de Santa Lucía del Trampal, que dista escasamente unos kilómetros del lugar donde se encuentra ubicado el actual Balneario de Fuentes del Trampal.

En el S. XIX son varias las citas científicas que explican las propiedades de las aguas de este Balneario y así, en 1876, J. Egozcue y L. Mallada hablan de ellas en el Mapa Geológico de España de ese año y en concreto en el apartado de fuentes minerales.

De 1905 data el manuscrito de D. Atanasio Moreno sobre “Aguas Mineromedicinales de Fuentes del Trampal de Carmonita” y en el que se califican ya estas aguas como “ferruginosas gaseosas”.


Alange | Baños de Montemayor | El Raposo | San Gregorio | Valdefernado