Valdefernando

En la zona donde se ubica el actual Balneario, fue muy común siglos atrás el aprovechamiento de las aguas de los dos veneros que surten al actual recinto termal por hortelanos de la zona.

Del S. XIX data una curiosa historia que cuenta cómo un ganadero, Miguel Jiménez, en 1820 observó los efectos que el agua realizaba sobre la piel de una cabra “puesta al remojo”, que quedó totalmente pelada.

En 1830 se declararon las virtudes curativas del sitio de Valdefernando en Valdecaballeros por expediente del Gobernador Mayor y Juez privativo de las Reales Dehesas de los Guadalupe de San Lorenzo del Escorial, a donde pertenecía entonces Valdecaballeros.

La iniciativa del Ayuntamiento de Valdecaballeros en estos últimos años ha dado como fruto que en la actualidad Valdecaballeros disponga de un Balneario moderno, acogedor y con una serie de instalaciones de las más avanzadas en técnicas termales.

Desde 1999 el Balneario de Valdefernando ha cambiado y ampliado considerablemente sus instalaciones, disponiendo en la actualidad de dos plantas en las cuales se aplican modernas técnicas, entre las que destacan los baños y chorros termales, de burbujas, hidromasaje, inhalaciones, masajes etc.

Este moderno edificio guarda aún las líneas neomudéjares que tuvo a principios de los años noventa, disponiendo de grandes zonas ajardinadas y una magnífica decoración interior donde proliferan arcos de herradura y bellos rincones con motivos clásicos.

Alange | Baños de Montemayor | El Raposo | Fuentes del Trampal | San Gregorio