PARADOR DE GUADALUPE

El Parador, de construcción conventual, se erige sobre lo que fuera el antiguo hospital de San Juan Bautista, edificio histórico del S. XV. Es un espacio confortable y acogedor con encaladas arquerías adornadas de vegetación que invita a la paz y al sosiego en el entorno de una bella ciudad declarada Monumento Histórico Artístico.

Entre sus dependencias destacan el jardín, auténtico vergel de plantas y flores, su recogida piscina, amplias estancias en el interior con paredes blancas.

Las habitaciones rememoran la religiosa función de sus orígenes.

La sencilla cocina de la tierra se presenta deliciosa en platos representativos: bacalao monacal, ajo blanco extremeño, migas extremeñas, pollo a lo padre Pedro, embutidos ibéricos, caldereta de cordero, pudding de castañas y muégado de Guadalupe.

El Parador está situado en pleno centro de la localidad. El punto de referencia desde Madrid (A-5) y norte de la Península (N-630) es Navalmoral de la Mata, distante 65 km. del Parador. Desde Cáceres venimos por la N-521 hasta Trujillo, donde viramos dirección Zorita (EX208) y Logrosan-Guadalupe (EX102). Los accesos desde Portugal, Badajoz y Sur Peninsular van encaminados a Mérida por la N-630.