PARADOR DE ZAFRA
El Parador de Zafra se alza sobre un majestuoso castillo que comenzó a construirse en el año 1.437 como residencia de los duques de Feria, grandes de España. El valor de este castillo-palacio se expresa a través de una espectacular fachada en un enclave idóneo para descubrir el entorno monumental y los parajes naturales que posee la zona.

Nueve torres almenadas guardan celosamente un interior regio y grandioso que conserva hermosos artesonados, arcones, herrajes, pasamanos y otros detalles decorativos pertenecientes al antiguo palacio.

Sus habitaciones, que tuvieron como huésped a Hernán Cortés, son señoriales, elegantes y espaciosas. Destacan asimismo la piscina y el jardín, perfectamente cuidado.

En el comedor se dan cita los mejores platos de la zona como la caldereta de cordero, las migas extremeñas y el solomillo ibérico al queso de los Ibores.

El Parador se encuentra en el centro de la ciudad, junto a la iglesia de Santa Marina y próximo a la calle Sevilla. Zafra está entre Sevilla y Mérida por la Ruta de la Plata, tomando la ctra. N- 630, a 141 km. de Sevilla y 60 km. de Mérida; y a 73 km. de Badajoz por la N-432 Badajoz-Granada.